Mostrando entradas con la etiqueta Extranjería.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Extranjería.. Mostrar todas las entradas

jueves, 23 de junio de 2011

La residencia legal en España.

Los tipos de autorización de residencia

Los tipos de permisos de residencia que pueden concederse actualmente en España son los siguientes:

1 LA RESIDENCIA TEMPORAL.

La residencia temporal autoriza al extranjero a permanecer en España por un tiempo superior a 90 días (estancia) e inferior a 5 años (residencia permanente).

Este permiso se prevé para aquellas personas que no van a desempeñar en España ninguna actividad lucrativa y se concede previa solicitud del correspondiente visado en la misión diplomática u oficina consular española del lugar en que resida el extranjero. El visado que en su caso se conceda, incorporará una autorización inicial de residencia y el cómputo de su vigencia se iniciará desde la entrada en España que se hará constar en el pasaporte.

Es importante destacar que el interesado, una vez concedido el visado, deberá recogerlo personalmente en el plazo de 1 mes desde que se le notifique su concesión, dado que si no lo hace en este tiempo, se entenderá que renuncia al visado otorgado procediéndose al archivo del expediente.

Por su parte, el extranjero deberá entrar en España dentro del periodo de vigencia del visado que no será superior a 3 meses. Una vez haya entrado en el territorio español deberá solicitar personalmente y en el plazo de 1 mes la llamada Tarjeta de Identidad de Extranjero, que será expedida por el plazo de validez de la autorización de residencia temporal que se le haya concedido al extranjero.

La autorización inicial de residencia temporal tiene una duración de 1 año y puede ser prorrogada, solicitando su renovación, hasta alcanzar un máximo de 5 años.

Para poder obtener tanto el visado como la autorización de residencia temporal, junto a la solicitud deberá acompañar los siguientes documentos:
  • Pasaporte en vigor o título de viaje que sea reconocido como válido en España, siempre que en ambos casos la vigencia mínima sea de un año.
  • Si el solicitante es mayor de edad, certificado de antecedentes penales expedido por las autoridades del país de origen o de los países en los que haya residido durante los últimos 5 años.
  • Certificado médico.
  • Aquellos documentos que acrediten que se dispone de medios de vida suficientes para atender tanto los gastos de manutención, tanto del solicitante como en su caso los de su familia, durante el tiempo de duración de la estancia, sin tener que realizar ninguna actividad laboral.

La solicitud oficial se distribuye de manera gratuita: nunca pague por ella.

LA RESIDENCIA PERMANENTE.

Una vez haya permanecido en España con residencia legal y continuada por un tiempo de 5 años Ud. habrá adquirido el derecho a residir en España indefinidamente así como a trabajar sin limitaciones y en igualdad de condiciones que el resto de los ciudadanos españoles.

Para que la residencia sea considerada continuada, es necesario que el extranjero no se haya ausentado de nuestro país más de 6 meses seguidos y siempre que los periodos de ausencia no superen el tiempo de 1 año dentro de los 5 años de residencia necesarios.

La autorización de residencia permanente también se concederá a los extranjeros que acrediten que se encuentran en cualquiera de los siguientes supuestos:
  • Ser beneficiario de una pensión de jubilación en su modalidad contributiva, incluida dentro del sistema de la Seguridad Social española.
  • Ser beneficiario de una pensión de invalidez permanente absoluta o gran invalidez en su modalidad contributiva, incluida dentro del sistema de la Seguridad Social o de prestaciones equivalentes a las anteriores obtenidas en España y suficientes para su sostenimiento y, en su caso, el de su familia.
  • Haber nacido en España y una vez alcanzada la mayoría de edad, demostrar haber tenido una residencia legal y continuada durante, al menos, 3 años consecutivos e inmediatamente anteriores a la solicitud.
  • Haber sido españoles de origen y haber perdido con posterioridad la nacionalidad española.
  • Al alcanzar la mayoría de edad, haber estado bajo la tutela de las autoridades españolas durante los 5 años inmediatamente anteriores a la solicitud de residencia permanente.
  • Apátridas y refugiados a quienes se les haya reconocido tal estatuto.
  • Los extranjeros que hayan contribuido de manera destacada al progreso económico, científico o cultura de España o a su proyección en el exterior.
A la solicitud de residencia permanente deberán acompañarse los documentos en que se fundamente la causa de la petición. El procedimiento se resolverá en el plazo de 3 meses a contar desde la presentación de la solicitud. Una vez notificada la resolución, el extranjero dispondrá del plazo de 1 mes para solicitar la Tarjeta de Identificación de Extranjero.

Los titulares de esta autorización de residencia permanente deberán solicitar su renovación cada 5 años con una antelación de 60 días naturales (se cuenta sábados, domingos y festivos) a la fecha de la expiración de la vigencia de la tarjeta y abonar las correspondientes tasas.

LA RESIDENCIA POR CIRCUSTANCIAS ESPECIALES.

Pueden otorgarse autorizaciones de residencia temporal si concurren las siguientes circunstancias excepcionales:
  • Razones de arraigo laboral: Podrán acceder una autorización aquellos extranjeros que acrediten una permanencia continuada en España durante un periodo mínimo de dos años siempre que no tengan antecedentes penales tanto en España como en su país de origen, y acrediten la existencia de relaciones laborales cuya duración no sea inferior a un año.
  • Razones de acceso al mercado laboral y arraigo personal: Podrán obtener esta autorización, los que acrediten la permanencia en España por un periodo mínimo de tres años siempre que cuenten con un contrato de trabajo firmado tanto por el trabajador como por el empresario por un año de duración, al tiempo de la solicitud, carezcan de antecedentes penales tanto en España como en su país de origen y además, acrediten vínculos familiares (cónyuge, ascendientes y descendientes) con otros extranjeros residentes o, en su defecto, presenten un informe emitido por el Ayuntamiento de la localidad en la que residan que acredite su inserción social.
  • Razones de parentesco: Pueden acceder a esta autorización de residencia temporal aquellos que acrediten ser hijos de padre o madre que hubiesen sido españoles de origen.
  • Razones de protección internacional: La autorización se concederá a los extranjeros a los que el Ministro del Interior, haya autorizado la permanencia en España conforme a lo previsto en la normativa reguladora del derecho de asilo y de la condición de refugiado, así como a los extranjeros desplazados.
  • Razones humanitarias: Se concede a los extranjeros que hayan sido víctimas de inmigración clandestina, hayan sido discriminados por su ideología, religión, creencias, pertenencia a una etnia, raza o nación, sexo, opción sexual, situación familiar, enfermedad, minusvalía, etc., hayan sido víctimas de delitos en que concurra como agravante cuestiones racistas o discriminatorias, o de violencia ejercida en el seno familiar, siempre que todos los casos exista sentencia firme. Igualmente podrán acceder a este permiso los extranjeros que acrediten sufrir una enfermedad de imposible tratamiento en su país de origen y aquellos que acrediten que su traslado al país de origen implicará un peligro para su seguridad y la de su familia.
  • Razones de interés público o seguridad nacional: En estos casos las autorizaciones concedidas por estas razones tendrán una vigencia de un año y podrán ser renovadas por el mismo tiempo
La autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales no requiere la solicitud de visado y debe ser solicitada directamente por el extranjero.

La solicitud se realiza en documento oficial y a la misma debe acompañar la siguiente documentación:
  • Copia del pasaporte o documento válido para la entrada en España con una vigencia mínima de 4 meses. En supuestos excepcionales (asilo y refugio) podrá presentarse incluso pasaporte caducado.
  • Documentación que justifique las circunstancias excepcionales para obtener este tipo de permiso de residencia.
  • Certificado médico oficial.
  • Tres fotografías tamaño carné.

El extranjero dispondrá del plazo de un mes desde la notificación de la concesión de la autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales para solicitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero.

LA RESIDENCIA POR REAGRUPACION FAMILIAR.

La reagrupación familiar es un derecho que asiste a aquellos extranjeros que se encuentran residiendo legalmente en nuestro país y que conlleva la posibilidad de traer a nuestro país a sus parientes más directos como son:
  • El cónyuge:En estos casos es necesario que ambos no se encuentren separados de hecho o judicialmente y que el matrimonio no se haya celebrado en fraude de ley.En ningún caso podrá reagruparse más de un cónyuge, aunque la ley personal del extranjero admita esta modalidad matrimonial (poligamia o poliandria)El extranjero residente que se encuentre separado de su cónyuge y casado en segundas o posteriores nupcias sólo podrá reagrupar con él al nuevo cónyuge y sus familiares si acredita que la separación de sus anteriores matrimonios ha tenido lugar tras un procedimiento jurídico que fije la situación del cónyuge anterior y sus familiares en cuanto a la vivienda común, la pensión al cónyuge y los alimentos para los menores dependientes.
  • Los hijos delresidente y del cónyuge, incluidos los adoptados, siempre que sean menores de 18 años o estén incapacitados, y no se encuentren casados.Si son hijos de uno sólo de los cónyuges, es necesario que éste tenga la patria potestad en exclusiva o que se le haya otorgado la guardia y custodia y estén efectivamente a su cargo. Si se trata de hijos adoptivos debe acreditarse que la resolución en la que se acuerda es válida en España.
  • Los menores de 18 años o incapaces si el extranjero es su representante legal.
  • Los ascendientes (padre y madre)del reagrupante o su cónyugesi están a su cargo y existen razones que justifican la necesidad de autorizar su residencia en España.
Si Ud. desea ejercer este derecho deberá solicitar una autorización de residencia por reagrupación familiar a favor de los miembros de su familia que desee reagrupar.

También deberá probar que dispone de un alojamiento adecuado y de medios de subsistencia suficientes para atender las necesidades de toda la familia una vez reagrupada.

Para solicitar la reagrupación es necesario:
  • Haber residido legalmente en España durante al menos 1 año.
  • Tener autorización para residir al menos otro año.
Cuando se acepte la solicitud de reagrupación familiar, la autoridad competente expedirá a favor de los miembros de la familia que vayan a reagruparse la autorización de residencia.

La duración de esta autorización será igual al período de validez de la autorización de residencia que Ud. tenga.

El cónyuge puede obtener un permiso de residencia independiente del que tiene el reagrupante si:
  • Obtiene un permiso de trabajo.
  • Si acredita haber convivido en España con su cónyuge durante 2 años.
Este plazo puede ser reducido si concurren circunstancias de carácter familiar que así lo justifican.
Por su parte, los hijos del reagrupante pueden obtener un permiso de residencia independiente cuando:
  • Alcancen la mayoría de edad.
  • Obtengan una autorización para trabajar.
Si Ud. está interesado en que se expida un visado de residencia por reagrupación de un familiar, antes de que el familiar presente la solicitud del visado, debe dirigirse a la autoridad gubernativa de la provincia en la que reside para solicitar un informe acreditativo de que reúne las condiciones exigidas, así como de que es titular de un permiso de residencia ya renovado.

La solicitud de este informe se hace cumplimentando el modelo oficial y debe dirigirse a la Oficina de Extranjeros y, en su defecto, a la Comisaría de Policía del lugar en el que resida y debe adjuntarse la documentación acreditativa de que concurren los requisitos para solicitar la reagrupación.

LA RESIDENCIA DE LOS HIJOS NACIDOS EN ESPAÑA DE LOS EXTRANJEROS RESIDENTES LEGALES.

Los hijos, nacidos en España, de extranjeros que se encuentren residiendo legalmente en el territorio español, adquirieren automáticamente el mismo tipo de permiso de residencia del que sea titular cualquiera de sus progenitores, sin necesidad de obtener la exención de visado.

LA RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA.

Los permisos de residencia pueden renovarse siempre que sus circunstancias tanto económicas como personales no varíen o se produzcan otras nuevas que también justifican la renovación de l permiso.

La renovación de la autorización de residencia temporal, deberá solicitarla directamente el interesado con una antelación de 60 días naturales (contando sábados, domingos y festivos) al vencimiento de la fecha límite de su vigencia. La presentación de esta solicitud prórroga automáticamente la validez de la autorización anterior hasta que se resuelva el expediente.

Por su parte, si la Administración no contesta a la solicitud de renovación en el plazo de 3 meses a contar desde la fecha de la presentación, se entenderá que es favorable y por tanto que la autorización ha sido renovada. El extranjero dispondrá entonces del plazo de un mes para solicitar igualmente la renovación de su Tarjeta de Identidad de Extranjero.

La autorización renovada tendrá una vigencia de 2 años salvo que corresponda otorgar una autorización permanente.

LA EXTINCIÓN DE LA AUTORIZACIÓN O PERMISO DE RESIDENCIA.

La vigencia de los permisos de residencia se extinguirá:
Sin necesidad de pronunciamiento administrativo o de comunicación previa:
  • Por el transcurso del plazo para el que se hayan expedido.
  • Por renuncia expresa o tácita de su titular.
  • En estados de excepción o de sitio, por estar obligado el residente extranjero a la renovación extraordinaria del permiso, de acuerdo con lo dispuesto por las autoridades competentes.
  • Por permanecer fuera de España de forma continuada durante más de 6 meses.
Por resolución fundamentada de la autoridad gubernativa que lo concedió cuando concurra de alguna de las siguientes circunstancias:
  • El residente extranjero deje de disponer de recursos económicos o medios de vida suficientes, asistencia sanitaria garantizada o vivienda adecuada.
  • Cambie o pierda su nacionalidad, sin perjuicio de que pueda adquirir otro permiso de residencia en atención a las nuevas circunstancias.
  • Desaparezcan las circunstancias que sirvieron de base para su concesión.
  • Se compruebe la inexactitud grave de las alegaciones formuladas por el titular.
  • Deje de poseer pasaporte, documento análogo o, en su caso, cédula de inscripción, válidos y en vigor, salvo que pueda justificar que ha realizado los trámites necesarios para la renovación o recuperación del pasaporte o documento análogo.
El cónyuge que hubiera adquirido la residencia en España por causa familiar y sus familiares con él agrupados, conservarán la residencia aunque se rompa el vínculo matrimonial por el cual tuvo derecho a la residencia.
Resultará conveniente, cuando no imprescindible, valerse de los servicios de un abogado especializado para obtener asesoramiento previo o formular solicitudes o recursos en materia de extranjería.

domingo, 12 de junio de 2011

Los estudiantes extranjeros.

¿QUIÉN TIENE LA CONDICIÓN DE ESTUDIANTE EXTRANJERO?
Se considera estudiante al extranjero que viene a España con la finalidad única o principal de cursar, ampliar estudios o realizar trabajos de investigación o formación, no remunerados laboralmente, en cualquiera de los centros docentes o científicos españoles, públicos o privados, oficialmente reconocidos.
Si es estudiante, para permanecer legalmente en España será necesario que realice los siguientes trámites:
  • Antes de viajar a nuestro país, solicite en las Misiones Diplomáticas u Oficinas Consulares españolas en tu país de origen o de residencia, el visado de estudiante.
  • Una vez en territorio español, solicite la tarjeta de estudiante ante el Ministerio del Interior. Este documento le permitirá permanecer en España durante el mismo tiempo que duren los estudios en los que se haya matriculado.Esta tarjeta puede prorrogarse anualmente si demuestra que sigue reuniendo las condiciones requeridas en el momento de su concesión así como las del centro de enseñanza al que deseas asistir.

LA SOLICITUD DE LA TARJETA DE ESTUDIANTE.
Para solicitar la tarjeta de estudiante es necesario cumplimentar el impreso oficial y presentar la siguiente documentación:
  • Copia de pasaporte o documento válido para la entrada en España, en vigor.
  • Visado de estudios, investigación o formación.
  • Justificación de la admisión como alumno, estudiante o investigador en centro o establecimiento público o privado, autorizado o reconocido por la Administración competente, en la que conste que la actividad a realizar implica asistencia al mismo y que la duración prevista de la actividad no es inferior a 3 meses.
  • En el caso de menores de edad, autorización de tus padres o tutores para el desplazamiento a España y la realización de estudios.
  • Justificación de tener garantizados los medios económicos necesarios para sufragar el coste de los estudios, los gastos de estancia y el regreso al país de origen una vez terminados los mismos.
  • Tres fotografías tamaño carné.

¿PUEDEN TRABAJAR EN ESPAÑA LOS ESTUDIANTES EXTRANJEROS?
 Los extranjeros que estén en posesión de la tarjeta de estudiante, con carácter general, no podrán ejercer una actividad retribuida por cuenta propia ni ajena.
Sin embargo, se les puede autorizar para realizar actividades remuneradas a tiempo parcial o de duración determinada.
Para ello, es necesario que el desarrollo de tales actividades sea compatible con la realización de los estudios y que los ingresos que se obtengan no constituyan un recurso necesario para el sustento o estancia.
Los estudiantes extranjeros también pueden ser contratados como personal laboral al servicio de las Administraciones.
La realización de actividades comúnmente denominadas como “canguro” (o au pair), es decir, ayudar a una familia en las labores de la casa y el cuidado de los niños, a cambio de la estancia y el mantenimiento con el fin de, entre otros, mejorar el idioma se encuentran fuera de este régimen y se regulan de acuerdo con lo dispuesto en los acuerdos internacionales sobre colocación au pair.

LA SOLICITUD DE AUTORIZACIÓN PARA TRABAJAR.
Para la concesión de la autorización para trabajar junto al modelo de solicitud oficial debe acompañarse la siguiente documentación:
Por parte del estudiante-trabajador:
  • Copia de su pasaporte, documento de viaje o cédula de inscripción en vigor. En el supuesto de que estén caducados, deberá aportarse copia de los mismos y de la solicitud de renovación.
  • Tarjeta de estudiante en vigor o solicitud de renovación de la misma.
  • Certificación expedida por el centro donde curse los estudios, referida al período y horario lectivo de los mismos y de las prácticas que, en su caso, se realicen.
  • Aquellos documentos que justifiquen que concurren, en su caso, alguna de las preferencias establecidas o que posee la titulación o capacitación exigida para el ejercicio de su profesión.
Por parte de la empresa que le contrata:
  • El DNI o CIF y número de inscripción en la Seguridad Social, o documento acreditativo de hallarse exento.
  • Contrato de trabajo en el que figuren los elementos esenciales y las condiciones básicas de la prestación laboral. Si el contrato sea a tiempo parcial deberá expresar el número y distribución de horas al día, a la semana, al mes o al año, durante las que el trabajador va a prestar sus servicios.
  • Memoria justificativa de las actividades de la empresa y del puesto de trabajo de que se trate.
  • También se podrán solicitar los documentos que se consideren necesarios para probar la capacidad o solvencia del empresario para hacer frente a las obligaciones que surjan del contrato.
Las solicitudes deben dirigirse a las Delegaciones o Subdelegaciones del Gobierno (rea de Trabajo y Asuntos Sociales) o a las Oficinas de Extranjeros, donde existan, antes del comienzo de la actividad de que se trate
El interesado no podrá trabajar hasta que no se le haya concedido la autorización.
La autorización es renovable y debe solicitarse con un mes de antelación a la fecha de su extinción.

¿A QUÉ TIPO DE TRABAJOS PUEDEN OPTAR LOS ESTUDIANTES EXTRANJEROS?
En la autorización que se expida se indicará la empresa y el tipo de trabajo para el que se le autoriza a trabajar.
La autorización se extenderá por el mismo tiempo que el contrato de trabajo con el límite de un año.
La autorización no podrá tener una vigencia superior a la duración de la tarjeta de estudiante y si la tarjeta de estudiante deja de ser válida, también lo hará la autorización.
Cuando la actividad a desarrollar coincida con períodos lectivos, la autorización habilitará para trabajar a tiempo parcial.
Si la actividad no coincide con períodos lectivos, la autorización habilitará para trabajar a jornada completa, y su duración no podrá superar los 3 meses

sábado, 11 de junio de 2011

Los ciudadanos comunitarios en España.

REGIMEN COMUNITARIO. ¿A QUIENES SE LE APLICAN?
El régimen comunitario se aplica a los derechos de entrada y permanencia en España de los nacionales de Estados miembros de la Unión Europea (Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Portugal, Reino Unido y Suecia), de nacionales de los restantes Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo (Noruega, Islandia y Liechtenstein) y de los nacionales de la Confederación Suiza.
También se aplica a los familiares de los españoles y de los nacionales de los países antes mencionados, sea cual sea la nacionalidad de dichos familiares, siendo éstos:
  • El cónyuge :Siempre que ambos no se encuentren separados.
  • Los descendientes y los del cónyuge, siempre que no estén separados de derecho menores de 21 años o mayores de dicha edad que vivan a sus expensas.
  • Los ascendientes y los del cónyuge, siempre que no estén separados de derecho, que vivan a sus expensas, con la excepción de los ascendientes de los estudiantes y de sus cónyuges, que no tendrán derecho de residencia.

LA ENTRADA EN ESPAÑA.
 Para entrar en España será necesario presentar el pasaporte; para los nacionales de los países pertenecientes al territorio Schengen (Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Grecia, Holanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, Dinamarca, Suecia y Finlandia) será suficiente el documento de identidad que emita el país; en el caso de nacionales españoles, el D.N.I. En ambos casos, el documento debe estar en vigor.

Si los familiares de ciudadanos miembros de la Unión Europea no poseen la nacionalidad de uno de los Estados, necesitarán, además, el correspondiente visado.
La expedición de este documento es gratuita y puede ser dispensado en aplicación de los tratados internacionales que en cada caso sean aplicables.
Los ciudadanos de la Unión Europea tienen derecho a entrar, salir, circular y permanecer libremente en territorio español.

EL TRABAJO.
Los ciudadanos de la Unión Europea también tienen derecho a acceder a cualquier actividad, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, en las mismas condiciones que los nacionales españoles, pero no pueden ser funcionarios de la Administración Pública salvo que adquieran la nacionalidad española.

LA PERMANENCIA EN ESPAÑA.
Para periodos de estancia en España que no superen los 3 meses de duración, los ciudadanos de la Unión Europea, de otros estados parte del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo o de la Confederación Suiza, tan sólo necesitarán estar en posesión del carné de identidad o del pasaporte, según los casos, que emita su país de origen, siempre que éste se encuentre en vigor.
Para periodos de permanencia comprendidos entre 3 meses y 1 año, será necesario que soliciten la tarjeta temporal de residencia.
Si el tiempo de permanencia es superior a 1 año, es necesario solicitar una tarjeta de residencia de nacional de Estado miembro de la Unión Europea. Esta tarjeta tiene una vigencia de 5 años y se renueva automáticamente.
A los miembros de la familia que no ostenten la nacionalidad de uno de los Estados miembros de la Unión Europea, se les expedirá una tarjeta de residencia de idéntica vigencia que la de la persona a la que estén vinculados.
A los familiares de españoles se les expedirá, en todo caso, una tarjeta de residencia con una vigencia de 5 años.
En los casos de trabajadores fronterizos, es decir, nacionales de un país de la Unión Europea o de los Estados parte en el acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo que trabajen en España, pero mantengan su residencia en el territorio de otro Estado miembro, al que regrese, en principio, todos los días o por lo menos una vez por semana, se le expedirá una tarjeta de trabajador fronterizo con un periodo de validez de 5 años y renovable automáticamente.

LAS TARJETAS DE RESIDENCIA.

RESIDENCIA.
Si Ud. desea obtener una tarjeta de residencia, es necesario que cumplimente un impreso oficial que se distribuye de forma gratuita, para lo cual dispone de un mes desde su fecha de entrada en España.
La solicitud debe presentarse en la Oficina de Extranjeros o, en su defecto, en la Comisaría de Policía del lugar donde vaya a fijar su residencia o donde vaya a realizar su actividad económica o laboral. Junto a la solicitud será necesario acompañar la siguiente documentación:
  • Pasaporte o tarjeta de identidad en vigor y fotocopias para compulsa.
  • Tres fotografías tamaño carné.
  • Un certificado médico si se requiere.
Si Ud. desea realizar una actividad laboralpor cuenta ajena, deberá aportar además la copia del contrato de trabajo o certificado de trabajo; si por el contrario la actividad a desarrollar es por cuenta propia, debe aportar la documentación que acredite que reúne los requisitos y ha solicitado las autorizaciones necesarias que se exigen a los ciudadanos españoles para el ejercicio de tales actividades.
Si lo que desea es realizar una actividad de prestación de servicios será necesario aportar las certificaciones expedidas por las autoridades del país de origen o procedencia que acrediten que se encuentra en posesión de los títulos o diplomas necesarios para el desarrollo de tal actividad.
Si Ud. tiene derecho a residir de forma permanente en España tras haber desarrollado una actividad económica por cuenta propia o ajena, deberá aportar la documentación que acredite que:
  • En el momento del cese ha alcanzado la edad de jubilación según la legislación española, desarrollan la actividad durante los 12 meses precedentes siempre que haya residido en España durante más de 3 años.
  • Que ha cesado en su actividad como consecuencia de incapacidad permanente para el trabajo y que en el momento del cese había residido durante más de 2 años en España. No se exigirá tiempo mínimo de residencia cuando la incapacidad sea debida a accidente laboral o enfermedad profesional.
En el caso de que Ud. desee residir en España sin realizar actividades lucrativas y no disfrute ya del derecho de residencia, debe acompañar a su solicitud la documentación que acredite que dispone de recursos económicos suficientes para mantenerse a sí mismo y, en su caso, a su familia mientras resida en el territorio nacional, así como que es titular de un seguro sanitario.

Si Ud. pretende residir en España tras haber dejado de ejercer una actividad laboral en cualquiera de los Estados miembros de la Unión Europea o de otros estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, debe acreditar que dispone de una pensión de invalidez, de jubilación o de prestaciones por accidente de trabajo o enfermedad profesional así como que dispone de un seguro de enfermedad.

Si lo que desea es cursar estudios en España, debe acreditar que se encuentra matriculado como estudiante en centros o establecimientos oficiales o reconocidos para recibir una formación que habilite para el ejercicio de una profesión, y que tiene suscrito un seguro de enfermedad.

También deberá declarar que dispone de los recursos económicos suficientes para sufragar el coste de sus estudios, así como los gastos de estancia para el período de residencia que solicita.

En el caso de trabajadores fronterizos, es decir, que trabajan en España manteniendo su residencia en el territorio de otro Estado miembro de la Unión Europea u otros estados que forman parte del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo al que regresan, en principio, todos los días o, por lo menos, una vez por semana, para solicitar la tarjeta de trabajador fronterizo debe aportar el certificado de residencia en el otro Estado miembro y los documentos que correspondan a su actividad.

En caso de tarjeta de residencia para familiares con derecho a reagrupación, será necesario aportar el pasaporte, 3 fotografías, un certificado médico si es requerido, la documentación que acredite en vínculo de parentesco, en su caso, el visado o las causas de exención, documentación que acredite que el solicitante vive a costa del familiar con el que solicita la reagrupación (no es aplicable al cónyuge ni a los hijos menores de 21 años)

En el caso de familiares de trabajadores que hubiesen fallecido en España antes de haber adquirido el derecho a residir permanentemente, justificación de su residencia en España al menos 2 años antes de producirse el fallecimiento, que la muerte ha tenido lugar por accidente de trabajo o enfermedad profesional o que el ciudadano que solicita el permiso era español y perdió su nacionalidad por el matrimonio.
Finalmente, la solicitud y la tramitación de la tarjeta no supone ningún obstáculo para que los interesados puedan permanecer en España y realizar sus actividades. Las solicitudes deben ser resueltas en el plazo de 3 meses a contar desde su fecha de presentación.

LA RENOVACIÓN DE LAS TARJETAS.

Para renovar las tarjetas será necesario formular una solicitud en modelo oficial y aportarse los mismos documentos que fueron necesarios para la primera concesión salvo el visado o su exención el certificado médico, el certificado acreditativo de parentesco en el caso de ascendientes o descendientes.
Si Ud. se encuentra en situación de desempleo debe presentar un certificado que acredite la oficina en la que figura inscrito y desde qué fecha.
Si Ud. no pretende realizar actividades lucrativas ni estudios, puede exigir la renovación de la tarjeta de residencia, válida por 5 años de vigencia, al término de los 2 primeros años.

PARA LOS NUEVOS MIEMBROS DE LA UNIÓN EUROPEA.

Desde el día 1 de Mayo del año 2004, integran la nueva Unión Europea los siguientes países: Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Lituania, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia y la República Checa.
Mientras que a Chipre y Malta se han integrado con plenos derechos en la Unión Europea y les es de aplicación lo dispuesto en los apartados precedentes, para el resto de los países indicados se ha fijado en España, y de forma previa a la plena efectividad del régimen de libre circulación, un periodo transitorio de dos años que salvo que sea prorrogado, finalizará el día 1 de Mayo del año 2006. Llegada esta fecha, estos países miembros se integrarán plenamente en la Unión europea.

La entrada en España
Para entrar en España, bastará que los miembros de los nuevos países europeos dispongan de pasaporte o del documento de identidad en vigor en el que deberá figurar cuál es su nacionalidad. Por su parte a sus familiares que no sean nacionales de estos Estados, se les exigirá un visado de tránsito o estancia.

Actividad laboral
Por su parte, los nacionales de Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia y la República Checa que deseen realizar en España una actividad laboral por cuenta ajena por un tiempo de duración inferior a 3 meses, no necesitarán visado.
Si el periodo de contratación es por 1 año o superior, necesitarán una autorización de trabajo de al menos 1 año de duración. La expedición del visado de trabajo y de residencia tendrá carácter gratuito y habrá de solicitarse personalmente en el país de origen o en el de última residencia del trabajador.
Igualmente y en el plazo de 1 mes desde su entrada en España, el trabajador deberá solicitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero que tendrá una validez de 1 año o como máximo hasta que finalice el periodo transitorio (1 de mayo de 2006)
Los familiares de estos trabajadores que no sean nacionales de estos estados miembros podrán residir en España junto al trabajador siempre que les vincule una relación de parentesco: cónyuge si no ha mediado separación de hecho, sus descendientes y los de su cónyuge, menores de 21 años o mayores de dicha edad que vivan a su costa, sus ascendientes y los de su cónyuge, siempre que vivan a sus expensas, con la excepción de los ascendientes de los estudiantes y de sus cónyuges.
Estos familiares podrán acceder al mercado de trabajo pero en las condiciones previstas para los ciudadanos no comunitarios.

Estudiantes y trabajadores en prácticas

A los estudiantes que se les autorice a realizar actividades por cuenta ajena compatibles con el desarrollo de sus estudios se les aplicará el régimen general y no el previsto para los ciudadanos comunitarios.
Por su parte en el caso de los trabajadores en prácticas profesionales, la expedición del visado de trabajo y residencia tendrá carácter gratuito y habrá de solicitarse directamente por el interesado en su país de origen o en el que tuvo su última residencia.
En el plazo de un mes desde su entrada en España, el trabajador en prácticas deberá solicitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero que tendrá una validez máxima de 1 año, extinguiéndose en todo caso cuando finalice el periodo transitorio (1 de Mayo de 2006).

La estancia legal en España.

Ud. como extranjero puede encontrarse en España en alguna de las siguientes circunstancias: en situación de estancia o de residencia.

La estancia supone la permanencia en España por un tiempo inferior a los 3 meses.

Transcurrido este tiempo Ud. debe abandonar nuestro país salvo que solicite una prórroga de la estancia o un permiso de residencia.
¿CÓMO SE PUEDE PRORROGAR LA ESTANCIA?
Si Ud. entró en España como turista o con un visado para la búsqueda de empleo, podrá prorrogar la estancia en nuestro país hasta un máximo de 90 días.

Así, si atravesó la frontera con visado y este es de duración inferior a tres meses, podrá prorrogar la estancia hasta un máximo de 3 meses en un cómputo de 6, lo que implica que la duración del visado y, en su caso, de la prórroga, no podrá exceder de 6 meses.

Si, por el contrario, Ud. entró en España sin visado sólo se podrá prorrogar la estancia más allá de los 3 meses en casos excepcionales.

Para solicitar esta prórroga deberá cumplimentar el modelo de solicitud oficial.

Dicha solicitud ha de ser entregada personalmente por el interesado en la Oficina de Extranjeros, Jefatura Superior o Comisaría de Policía de la localidad donde se encuentre.

A dicho impreso de solicitud es necesario adjuntar, entre otros documentos, el pasaporte (que deberá tener una vigencia superior a la duración de la prórroga que se solicita), aquellos que prueben las razones de excepción que se alegan para solicitar la prórroga, que se dispone de medios de vida para mantenerse durante el tiempo de prórroga (por ej. certificados bancarios, escrituras o certificados que puedan acreditar que es titular de bienes), un seguro de viaje y, finalmente, aquellos documentos que garanticen que el extranjero regresará a su país de origen (por ejemplo, un billete de avión en el que la fecha de vuelta esté comprendida dentro del límite de duración de la prórroga de la estancia).

Los Delegados o Subdelegados del Gobierno deciden a continuación sobre la solicitud formulada, previa propuesta de la Oficina de Extranjeros, Jefatura Superior o Comisaría de Policía correspondiente.

Las resoluciones sobre la prórroga de estancia deberán estar fundamentadas legalmente, es decir, no pueden consistir en la simple aprobación o denegación de la misma y deben notificarse formalmente al interesado.

Si se deniega la prórroga, se ordena la salida del territorio nacional cuando finalice el periodo de estancia inicial. El plazo de salida se hace constar en el pasaporte.

Si se concede la prórroga, para ser efectiva la misma el interesado debe ingresar las correspondientes tasas fiscales.