jueves, 25 de mayo de 2017

Llamar "hijo de puta" al jefe en Facebook no es motivo de despido

El trabajador escribió un mensaje en el que criticaba a la empresa y a sus compañeros al no conseguir un día de luto por fallecimiento de familiar. La setencia considera que su reacción se desencadenó en "un momento de vulnerabilidad".

25.05.2017 El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura considera que llamar "hijo de puta" a un jefe no es motivo de despido... si se hace vía Facebook. El Tribunal, en concreto, desestimó el pasado mes de marzo el recurso interpuesto por una empresa siderúrgica confirmando una sentencia anterior que declaraba improcedente el despido de un trabajador por un mensaje escrito en esta red social.


Fue precisamente el sábado 5 de diciembre de 2015 cuando el hombre criticó a la empresa, a sus compañeros por no cambiarle el turno y a sus jefes a través de Facebook. Lo hizo enfadado al no conseguir un día de luto por el fallecimiento de un familiar. Y ahora la Sala de lo Social le da la razón a él: el posterior despido motivado por su actitud fue una sanción "no ajustada a proporcionalidad" y considera que su reacción se desencadenó "en un momento de vulnerabilidad". 

"No se cómo puede haber tanta gente mala, egoísta, sin corazón en situaciones dolorosas. Yo tengo que reconocer que no soy perfecto, tampoco lo quiero ser, pero si un compañero o un amigo necesita mi mano en sus peores momentos YO SE LA DOY", escribió textualmente en su muro tal y como recoge la sentencia. El trabajador continuó sin pelos en la lengua y con sorna: "Gracias a compañeros como los que yo tengo y GRACIAS a la empresa A.G. Siderúrgica Balboa por este detalle de no poner un sustituto cuando un familiar acaba de fallecer. Está claro que hay que cumplir en el trabajo, pero hay que ser compañeros y apoyarnos y no apuñalarnos como se suele hacer y si no hay compañerismo que la empresa tome medidas como las toma para llenarse los bolsillos. De nuevo quiero dar las gracias a esta empresa mundial que tiene una dirección que sólo vale para dar los buenos días y depende cómo los pille". El mensaje terminaba de la siguiente manera: "Esta vida se vive sólo una vez y hay que ser humildes y no ser un HIJO DE PUTAAA". 

El Tribunal considera que "el texto insertado en Facebook no identifica a quién va dirigida" esa última frase, la "única que en principio pudiera considerarse insultante y ofensiva, tal y como mantiene el recurrido, pues el resto no pasa de los límites constitucionales del ejercicio del derecho a la libertad de expresión".

La sentencia defiende que hay que considerar esa expresión "de uso corriente ante "una situación frustrante". El término 'hijo de puta', de hecho, puede utilizarse con un sentido positivo, tal y como recuerda el escrito, que en este caso cita la obra El Quijote. "Incluso, antaño, y así lo relata la obra maestra de D. Miguel de Cervantes, la frase reseñada se empleaba para resaltar una situación o las cualidades de una persona concreta, aunque no sea, obviamente, este el caso. Para el tribunal, el texto constituye un "desahogo" por no haberle concedido un día de permiso, que además escribió desde su casa, no en la empresa y a un público reducido: sus contactos.