martes, 19 de octubre de 2010

Poder apud acta VS poder notarial


El poder apud acta se trata de un poder para pleitos, que es tramitado ante el secretario judicial. Es necesario en aquellos supuestos en los que se vaya a iniciar un litigio. Se diferencia del poder notarial, en el fedatario, en este caso es el secretario judicial.

Otras diferencias destacables son; el poder general para pleitos, ante el notario, es general, es decir, sirve para todos los litigios futuros. Y cuesta dinero. Sin embargo, el poder apud acta, es para el caso concreto. Para cada litigio se necesitará un poder. Y es gratis. Dependiendo del juzgado, no es necesario que esté presente el secretario. Sino que los propios oficiales del juzgado te lo pueden hacer.

Las ventajas, del poder notarial, son que por un módico precio puedes designar a varios procuradores de cada partido judicial, así se ahorra tener que ir al Juzgado cada vez que se tenga un pleito. Se recomienda cuando una persona tiene muchos asuntos en el juzgado.

El poder apud acta, es gratis. Recomendable cuando las visitas al juzgado son esporádicas. La desventaja, es que en determinados juzgados no lo hacen (sea Audiencia, antes si) por lo que si hay que apelar, el cliente tiene que hacer un nuevo poder para el procurador de turno.